lunes, 31 de octubre de 2011

J.D. Salinger


"¿Cuándo ha sido escribir una profesión para ti?" Le dice a Budy comentando un cuento, "No ha sido nunca nada más que tu religión. Y ya que es tu religión, ¿sabes lo que te preguntarán cuando mueras?: ¿Brillaban todas tus estrellas en el firmamento? ¿Estabas ocupado escribiendo con el corazón?"

33 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Texto de J.D. Salinger. Foto tomada a la mano de esta siberiana mientras pintaba a lo loco, por su profesor de Comunicación Gráfica, Diego Vargas Ugalde :)

Sentimientos! dijo...

Querida Mariana
mucha originalidad en tu imagen y palabras.
besos

chalyvera@gmail.com dijo...

Ya se lo que me preguntaran cuando este occiso.


Besos

Eleanor Smith # dijo...

Gracias por el texto. La foto también es muy buena ~

Un beso o 2 #

cantireta dijo...

Cuando muera quiero que mis versos se lancen al viento, quiero que mis palabras sean simiente para otros labios.

Raquel dijo...

Siempre escribir con el corazoón. Si no, no vale.

Tracy dijo...

Lo que se haga debe hacerse con el corazón.

El Drac dijo...

Lo mejor de la muerte es que allí no acaba la cosa (eso creo)

Siberiana tus manos están llenas de caricias y primaveras.

Darthpitufina dijo...

Cariño, tienes un premio en mi blog, pásate a buscarlo cuando quieras, o si quieres, avisa y te enviamos la limousina ;D

Besos!

El Joven llamado Cuervo dijo...

Una maravilla. Hay escritores a los que le brillan todas las estrellas. Me gusta tu música!!!

Teyalmendras dijo...

Ohhhh morir y brillar... casi mejor tener el corazon ocupado.

Saludos almendrados ;)

Tontorrona dijo...

Me encanta tu blog!
Te sigo!
Puedes pasarte por el mío y seguirme si quieres! :)
Besos♥

Estonetes dijo...

No pierdes ni un ápice de encanto ni de frescura!
Petonets guapa!

Gabriela dijo...

que buena técnica de tu foto!
El texto, me lo puedo llevar?!!!

Me ha encantado, conozco gente que escribe en el corazon... (por suerte me hace sentir más viva)

El-la dijo...

Siempre con el corazón!!!

Mar dijo...

Carajo de donde sacas tanto texto fabuloso...a veces hay parrafos que le marcan la vida a una.

Precioso texto.

Mar (..la vendedora de humo)

Diegho dijo...

la profesión se va construyendo con lo que nos queda mañana tras mañana de los sueños y se arma de a poco la vocación.

-OZ- dijo...

Hola siberiana claro que te ayudo con tus dudas sobre fotografía, tu dime para que soy bueno y listo... saludos y gracias por el comentario.

rombo dijo...

Los recortes de magia literaria que nos estás plasmando son PERFECTOS !!!! Gracias y un beso.

raúl fdz pacheco dijo...

a lo loco, a lo loco, a lo loco. a lo loco se vive mejor.

Claudio Ariño dijo...

Para mí la escritura es mi amante.

Zoe Row dijo...

No hay nada mejor que lo hecho a lo loco, sin duda.
: )

Lexy dijo...

La foto es increíble! :)

Andrea dijo...

y que la pintura genere vida! beso grande!

pequeñita dijo...

creo que a todos los de este mundo les llega de sierta forma aquel texto, escribir sin parar es nuestro pecado
Besos!

ladyjenns dijo...

¡oh,me he identificado mucho con el texto,sobre todo,con esa frase:"no ha sido nada más que tu religión"...fantástico.

Me trasmite entrar en este blog,un buen rollo total.

saludos de ladyjenns.

Mi casa de juguete dijo...

Por lo que se ve en la foto, lo estabas pasando genial! Así me gusta!

Beso!

Lluvia dijo...

El dibujo...siempre nos ayuda a epresar todo aquello que no podemos expresar con palabras.

Espero ver el cuadro terminado <3
Saludos de colores!

Lola dijo...

siempre me llegan tus posts. muy lindo!

Barcelona m'enamora dijo...

Me gusta la fotografía... espero estar muy ocupada escribiendo con el corazón...me ha encantado esta idea...

Un beso!

Automne dijo...

Qué linda religión! Creo que sería una devota fiel: mirar el brillo de las estrellas y que me inspiren el corazón :o)
Men-can-tó!!
Besitos, belleza!!

inma ortiz dijo...

la fota está genial.

Mario dijo...

Salinger, durante un tiempo fue mi religión y sus obra, mi catecismo... Pero eso fue durante el tiempo que tardé en descubrir a otros con otras de sus obras...

Como siempre, tú.

Un abrazo, entre centenos.

Mario