lunes, 31 de agosto de 2015

Mary Oliver


Dime, ¿qué es lo que planeas hacer
con tu salvaje y preciosa vida?

sábado, 22 de agosto de 2015

Flor de Fuego



Un instinto de muerte me hizo alargar la mano hacia tu cuerpo; pero antes de tocar tu carne una voz, quizás la mía, me dijo estas palabras al oído: El universo es su sueño. Ella es la Flor de Fuego. No la despiertes.

jueves, 20 de agosto de 2015

Voy a alargar caminos de caricia


Voy a alargar caminos de caricia,
con algo de dulzura entre los dientes
y un garabato tibio en los cabellos,
para que el poco sueño que aún nos queda
no se nos caiga.

Voy a alumbrar tu rostro mientras duermes
y mirarlo al revés, donde no duerme.

Voy a juntar raíces por el aire,
catálogos de nieves que no caen
y sitios para párpados.

Voy a tomar al hombre por el centro
y tirarlo a rodar, a ver si llega.

Voy a tomarme a mí, ya me he tomado,
para enlazar de nuevo los cristales
con un redondo material sin tiempo.

Voy a cortar las puntas de la vida
como unas uñas demasiado largas.

lunes, 17 de agosto de 2015

Primero estaba el mar


Primero estaba el mar. Todo estaba oscuro.
No había sol, ni luna, ni gente, ni animales, ni plantas.
El mar estaba en todas partes.
El mar era la madre.
La madre no era gente, ni nada, ni cosa alguna.
Ella era el espíritu de lo que iba a venir y ella
era pensamiento y memoria.

sábado, 15 de agosto de 2015

Tierra baldía


Hay muchos tipos de viaje, pero de todos el más difícil de hacer, y de narrar, es el que te lleva hacia ti mismo.
Uno mismo es una tierra baldía. 

jueves, 13 de agosto de 2015

Escrito en el tiempo

Señores:
¿Qué puede hacer un poeta cuando el mundo se le viene abajo?
(Aunque a un poeta, más que a nadie, el mundo siempre se le está viniendo abajo. Un poeta canta al desmoronamiento del mundo).

martes, 11 de agosto de 2015

Los autores secretos

Cuando se ignora la primera letra de una palabra, es excesivamente dificultoso encontrar su significado en el diccionario.

sábado, 8 de agosto de 2015

Tarumba


Estamos haciendo un libro,
testimonio de lo que no decimos.
Reunimos nuestro tiempo, nuestros dolores,
nuestros ojos, las manos que tuvimos, 
los corazones que ensayamos;
nos traemos al libro,
y nos quedamos, no obstante,
más grandes y más miserables que el libro.
El lamento no es el dolor.
El canto no es el pájaro.
El libro no soy yo, ni es mi hija,
ni es la sombra de mi hijo.
El libro es sólo el tiempo,
un tiempo mío entre todos mis tiempos,
un grano en la mazorca, 
un pedazo de hidra. 

miércoles, 5 de agosto de 2015

Yo no hablo francés


Pues Mouse era hermosa. Era exquisita, pero tan frágil y fina que cada vez que la miraba, era como la primera vez. Se aparecía con el mismo tipo de shock que uno siente cuando ha estado bebiendo té de una taza delgada e inocente y de pronto, en el fondo, ve una pequeña criatura, mitad mariposa, mitad mujer, que nos hace una caravana con las manos metidas en las mangas. 

lunes, 3 de agosto de 2015

Orilla del mar


Ya escuché esta música antes, 
dijo el cuerpo.