jueves, 21 de abril de 2016

Niña


Entre la tarde que se obstina
y la noche que se acumula
hay la mirada de una niña.

Deja el cuaderno y la escritura,
todo su ser dos ojos fijos.
En la pared la luz se anula.

¿Mira su fin o su principio?
Ella dirá que no ve nada.
Es transparente el infinito.

Nunca sabrá que lo miraba.

8 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Poema de Octavio Paz.
Fotografía de Jean Marie Perier.

Muchos besos de casi fin de semana :)

Amapola Azzul dijo...

Es precioso. Besos.

Espérame en Siberia dijo...

Qué bueno que te gustara, Amapola.

Muchos besos :)

Chaly Vera dijo...

Nosotros también dejamos por un momento de hacer la tarea y miramos sin ver nada y en nada tampoco pensamos.

Besos

Espérame en Siberia dijo...

Yo quisiera tener tiempo de sobra para saber qué es eso de pensar en la nada, jajaja.

Abrazos, Chaly.

MuCha dijo...

un placer leerte

Espérame en Siberia dijo...

Muchas gracias por tu visita :)

vane arr dijo...

Hace dos años leo tu Blog! ❣ me encanta! Desde ARG muaks muaks.