sábado, 27 de septiembre de 2014

Amar desastre

A veces el rostro reflejado sólo puede ser el rostro de la persona con la que duermes. Dormir con una persona significa estar ante un espejo. ¿Eso es el amor? Dormir con alguien, cimentar tu rostro en el otro, escuchar cómo respira. Por las noches el cuerpo ajeno te abraza. Quema. La superficie del cuerpo; sus vestigios. Es distinto dormir apresados; permanecer en el sueño que no nos pertenece. 

6 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Fragmento del ensayo "Amar Desastre", de Ingrid Solana.
Fotografía de Frank Horvat, de 1955.


Muchas, muchas gracias por todas sus lindas felicitaciones y por tanto cariño. Les envío muchos besos desde mi Siberia :)

Ceci García Moyano dijo...

"La pasión atúa por reflejo." Supongo que así es el amor.

Libro de Magnolia dijo...

Definitivamente, un amor, una pareja es el reflejo de uno mismo, si no fuese así, no creo que hubiese conexión para estar juntos a un lado del otro.... también existe esa conexión a lo largo de una vida, no solo en amor de pareja, si no también el de la familia y amigos :)
Una conexión de lo bueno y de lo malo, de lo consiente y de lo inconsciente.
Beso ;)

Tracy dijo...

¿Felicidades?, no me enteré pero si son para ti, me sumo a ellas.

Darío dijo...

Excesiva urgencia del rostro amado... Un abrazo.

Gabriela dijo...

me encanto, eso de en las noches el cuerpo ajeno te abraza. Quema! que imagen que te tatùa!