lunes, 14 de abril de 2014

Peregrinación

Los corazones humanos no se unen sólo mediante la armonía. Se unen, más bien, herida con herida. Dolor con dolor. Fragilidad con fragilidad. 

13 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Fotografía hallada en Pinterest y fragmento de "Los años de peregrinación del chico sin color", de Haruki Murakami.

Mucha luz para todos.

escuchando palabras dijo...

y amor con amor...feliz comienzo de semana!!!

hana dijo...

...y con risa y sonrisa,
mirada y sin mirar
sin estar, estando
dejándose llevar
por cada sensación
que te trae caminar al actuar
y
no ser sólo virtual.

saludos


p/d. no se como quedará cuando le de a publicar

Lía! dijo...

Los corazones humanos se unen en armonia cuando existe afinidad, se unen en calma, cuando han encontrado consuelo, se unen en encuentros de pel, de miradas largas, de propicios instantes en donde descubrirse es hayarse en esencia!

Bss

Alís dijo...

Algo así es la empatía, creo.

Un beso

Automne dijo...

Amor y dolor: un dúo ¿inseparable?
Siempre publicando cosas "feas" vos, eh? jejeje ;o)

Gracias por tus palabras en mi blog. Me emocioné. Estamos en sintonía. Y nuestras personas queridas y extrañadas nos miran desde una estrella. :o)

Te mando un besote, bella!

raúl dijo...

dos corazones heridos sanan mejor si se hacen uno, bombea más fuerte al redoblar su latido.

Nasi♥ dijo...

Me encanta! Es muy bonito.
Te pasas por mi blog? http://blog-cosas-de-chicas.blogspot.com

V.M. dijo...

Hace tiempo ya tengo pedinte leer este libro... solo me ha entrado más ganas! Lo pongo en primer de la lista!

chalyvera@gmail.com dijo...

Tambien se amarran a traves del rencor.

Besos

hiro dijo...

Precioso! a ver si puedo ponerme pronto con este libro de Murakami :)

Besos!

Yamilet.. dijo...

Preciosa!

Yamilet.. dijo...

Preciosa!