sábado, 7 de enero de 2012

Post-post party



La existencia está en otra parte.

22 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Restos de la fiesta de Año Nuevo.
Acabo de descubrirme confetti en el pelo; ¡esta fiesta va para largo!

Sean felices.

El Joven llamado Cuervo dijo...

De tus fotos, de la música, de la sonrisa eterna, de la fiesta eterna, puedo deducir, sí, que la vida está en otra parte: ahí, frente a esos ojazos llenos de gracia (y vida). Un abrazo.

CMQ dijo...

Bella, alegre y feliz. La existencia está en cualquierr parte en que respires!!
Besos y luz, mucha luz. :)

cantireta dijo...

Yo creo que mi otro yo me busca mientras me río de mí misma. Ya sé dónde está: en mi subconsciente, mientras duermo. Tiene un taladro de diamante :)

Eva y la manzana dijo...

Veo que te lo pasaste bien ;)
¡Un beso muy grande bella!

Tracy dijo...

¡Bien te lo montaste, chata!

AmanecerNocturno dijo...

Respiráis felicidad por todos vuestros poros.

Gerònima dijo...

Guapaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!
Ja ja ja!!!!
Te haces querer!!!!!

Teyalmendras dijo...

Vaya... parece que fue una gran fiesta, me alegro que comenzaran el año así... sonriendo.

Saludos almendrados ;)

FacuZ dijo...

Cuanta felicidad!

Un beso grande


Facu.

Mi casa de juguete dijo...

Qué buenos recuerdos quedan cuando uno se lo ha pasado bien, verdad?

Noelplebeyo dijo...

creo que la fiesta no ha terminado...no?

Lluvia dijo...

Como ya te dije por facebook, unas fotos realmente preciosas :D

Saludos!

tina dijo...

me encantan tus fotos!

raúl fdz pacheco dijo...

:)

Automne dijo...

Bella! Que tengas un feliz año!!

Miss Carrousel dijo...

A ésto lo llamo yo empezar con buen pie!
Espero que sea un gran año para ti! :D
Me encanta el confeti.

2:35 dijo...

ceja y pollo.

2:35 dijo...

:)

BUENAS NOTICIAS dijo...

Qué buenas fotos!!! No dejes de disfrutar ni de sonreír, querida Siberiana. Un abrazo giganteeeee

Mariposa dijo...

Pues hay que ir a buscarla! :) Besos!!

Mario dijo...

Otra parte está donde tú existes...

Gracias por existir en cualquier parte...

Un beso, existencial

Mario