jueves, 23 de septiembre de 2010

Intermedio reflexivo


No me cansaré nunca de decírselo, amantes de todos los países: en el amor, prescindid del prólogo.
Verdaderamente, en la mayor parte de las cosas del mundo se debe prescindir del prólogo; pero en el amor más que en nada. No hagáis caso a la gente experimentada. Del amor, no sabe nadie una jota. (Ni yo, claro.)
Y dejar lo dulce para el final es exponerse a que el final no llegue y os quedéis sin el dulce.
El amor tiene naturaleza de telegrama urgente: si no va de prisa no sirve para nada. Mirar cuando puede besarse, hablar cuando puede amarse es tan imperdonable como ponerse el frac con sombrero calañés. Perder tiempo en el amor es un delito que no está penado en el Código, porque los Códigos han sido hechos por ancianos para quienes el amor ya no era sino un recuerdo esfumado y lejano.
No me cansaré nunca de decirselo, amantes de todos los países: en el amor, prescindid del prólogo u os veréis obligados a prescindir del amor mismo.

33 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Se viene un ciclo nuevo en el Blog, siberianos de mi corazón. Estén al pendiente.

¡Gracias por todas sus felicitaciones! Los llevo a todos conmigo, los llevo en mi corazón :D

Ms.Cyanide dijo...

En el amor tienes que ir al grano,coger las oportunidades al vuelo y aprovecharlas.Si no...te puedes quedar sin nada.

ego dijo...

no me cansaré nunca..



besos

AlBordeDeLaTaza dijo...

Yo tenia un calsoncillo por PROLOGO con tu consejo me ha venido una briza y ahora el amor sera a calzon quitado!!!

Besos Cumplañerayercita

Fay .· dijo...

El amor, *w*, solo hay que disfrutarlo, vivir el momento, dejarse llevar, y luego reír al recordar todo lo que has entregado, cosas que quizás jamás imaginaste hacer, pero el amor, todo lo puede dicen y yo creo en eso. :)

un beso enorme

Tomás Azpilcueta dijo...

Coincido con vos, en el amor no existe el prólogo hay que entregar todo lo que tenemos y disfrutar de cada instante que nos brinda ese amor. En el amor no hay cálculos, solo entrega.

http://el-ser-bohemio.blogspot.com

Saúl M. dijo...

Siguiendo con la analogía, en el amor puede no ser necesario el prólogo, pero un índice detallado al principio es indispensable, o correrás el riesgo de iniciar un proyecto sin saber si lo que elegiste corresponde a tus intereses, y sobre todo, por favor, un buen separador, para evitar perderte en ese mundo interminable de páginas que la vida nos pone frente a nosotros...
Namaste!

malena dijo...

No te canses...

rodericus2009 dijo...

Que razón tienes. Cada instante es precioso e irrepetible, y si hay pasión, hay que aprovecharla.

El amór es como un rio, nace rápido y potente, en el curso medio se acomoda conservando sú fuérza, y cuando desemboca camino de sú fín, se hace lento y tránquilo.

Migue dijo...

Estoy contigo, es tan bonito, es tan rico, que todo y nada está escrito.
me gusta visitarte, siempre termino dándome cuenta de algo nuevo.
Abracillos

Alís dijo...

Un consejo peligroso. El prólogo (depende de cuál hablemos, es cierto) es parte irrenunciable del amor y le da un valor añadido

Atenta, siempre atenta. Y expectante por lo que viene

Besos

A. dijo...

El límite entre hacer un camino que apasione el final, y terminar dando vueltas en el hall sin llegar a la habitación.

Filadora dijo...

Quanta razón siberiana!

Ángela♥ dijo...

Cuanta razón.

Titi dijo...

"Y dejar lo dulce para el final es exponerse a que el final no llegue y os quedéis sin el dulce." ¡Si lo sabré yo, querida amiga!.
[No más prologo en el amor, en mi vida...]

Un abrazo :)

Susurrada dijo...

Lo dulce al final :)
Te sigo, espero que te pases por mi blog ;)

Susurrada dijo...

Lo dulce al final :)
Te sigo, espero que te pases por mi blog ;)

Lila Biscia dijo...

hermoso, claro!
el amor es eso que te roba la respiracion! ese huracan de emociones que te arrastra!
besos

L.P dijo...

Siberiana, también está el gusto en saborearlo despacito, para sentir cada matiz y deleitarse con su sabor...

Lo rápido termina demasiado pronto!!

b7s

eMiLiA dijo...

Timing is the answer to succes.

¿Será? Creo que puede ser cierto lo de atrapar el instante, ir veloz... pero, ¿y el gusto por el detalle?

Un abrazo, queridísima siberiana.

:D

Noelia. dijo...

"en el amor prescindid del prólogo" me ha encantado:) como siempre! un besote!

DeDe dijo...

Yo nunca leo los prólogos, me resultan muy aburridos xD

Siberiana como siempre Genial! Cada día me gusta más tu blog!!

Un beso enormisimoooo

César Sempere dijo...

No me canso de ti.

Buenas noches princesa.

Angy dijo...

¡Hola! me gusta mucho tu blog-te invito a visitar la mia.(es en ingles pero ay traductores en el pagina)Y si quieres afiliemos, te sigo y me sigues-Si te animas avisame. Y porfavor no olvildes de dejar el link de tu blog para poder encontrarte.
http://checktheseblueskiesout.blogspot.com

HipopotAmus! dijo...

bendito, maravilloso e inexplicable amor... que belleza

M. dijo...

Me encanta todo lo que escribes :D

Montado de un Huevo dijo...

"Y dejar lo dulce para el final es exponerse a que el final no llegue y os quedéis sin el dulce."
Muy ciertooo señorita...muy cierto
hay q disfrutar cada momento y nunca hacer esperar el amor.


Saludos!
El Huevón

Amapola Domingo dijo...

Suprimamos los prólogos!!!
Aunque un mini-prólogo también puede dar emoción y cosquillas en la barriga que te hacen sentir la mar de viva jiji!

DosBichos dijo...

Prescindo del prólogo.
Y como siempre, tu blog, tan fantástico :)

P.

Migue dijo...

Si, un gran consejo, realmente bueno.

lemaki dijo...

Yo también estoy totalmente de acuerdo contigo: fuera prólogo, prolegómenos y preámbulo...

"Te envío un telegrama urgente:
"Amadísimo:
/…………./la luna la encerraron
5 años en un calabozo". Y tú te reirás un poco
dentro de tus tablas, porque
no te tocan, no pueden tocarte,
lo lloros aguzados
de 5 años ardientes."

No hay que perderse en el camino, llegar haste el final...

saludos.

Mario dijo...

Me quedo, entonces, sin prólogo. Espero ganarme, eso sí, y también... un buen epílogo... los mejores capítulos antes... y el mejor recuerdo tras las tormentas otoñales del amor recíproco...

Sigo leyéndote... sigo postreando con tus letras. O tus letras: con mi postre, con mi café dominical.

Es precioso lo que escribes... aunque ya te lo he dicho "cienes y cienes" de veces... por activa y por pasiva...

Sumo, y te sigo...

Mario

Un abrazo, sin prólogo...

Alba Carrió dijo...

Cierto, el amor mejor sin prólogos. Pero frecuentemente el miedo nos paraliza. Miedo a qué nos hagan daño, sobretodo si ya te han herido alguna vez..

Como siempre, un placer leerte! :)