miércoles, 4 de agosto de 2010

She's the one


La había estado esperando. Ahora lo comprendía perfectamente. Era ella a la que estaba esperando. Todas las demás, las que había habido antes, eran una especie de puentes. Puentes frágiles que me permitían acercarme cada vez más a ella y que habían de romperse en cuanto los hubiera cruzado.

30 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Funky Lady.

Gregorio Kolbe dijo...

Cruza el amor, yo cruzaré los dedos (Cerati dixit)

Alguna vez, entre tanto leerte, debía comentar. Perdón por no saber hacerlo siempre.

Un enorme beso.

TORO SALVAJE dijo...

Mira que si ha de volver y no quedan puentes...

Besos.

Pequeña Rock and Roll dijo...

Ella lo sabía! lo sabía...

Besos...

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre lo había sabido...


Saludos y un abrazo.

Lila Biscia dijo...

mi comentario es:

...

y después pienso y agrego:

¿?


y despues nada, me despido con un beso para tí.

Borja dijo...

A todos nos llega el día en que vemos a esa persona y sabemos que es ella. Entonces todo lo demás desaparece

juli pardo dijo...

solo espero llegar a encontrar a esa persona, gracias a dios por ahora se distinguir mis puentes.
me encata lo que escribis, te sigo !

El Drac dijo...

Siberiana Toro salvaje me ha hecho morir de risa, tanto...que ya no puedo pensar!!! jajaja

eMiLiA dijo...

¿Será así? ¿Acaso cada intento no es más que un puente hacia el indicado?

Pocos puentes... espero al menos hayan sido efectivos.

Un abrazo!

Emiliana dijo...

Y bueno, pero por lo menos fueron para llegar a quien realmente te importa.

Alís dijo...

Todo nuestro pasado es un gran puente hacia nuestro presente.
Sin él no seríamos quien somos ahora...

Besos

deMónicamente dijo...

a festejar!!
por fin..llegó a tu vida!!!


kissesss

La rubia dijo...

No deberíamos destruir los puentes. A veces te pueden llevar de vuelta a casa.

noëlle dijo...

Qué bien que ya la haya encontrado :)

L.P dijo...

Me encantan los puentes, los de Madisson, los puentes aéreos, los puentes sobre aguas turvulentas, los puentes que llevan a otros puentes, los de Vencia, los de amores perdidos...

Siberiana, porque siempre haya un puente en que una nuestras orillas!!!

bsss
L;)

Raquel dijo...

Qué suerte, ¿no? Es un buen ejemplo de que con paciencia y esperando podemos conseguir lo que queremos :)

R.

Agustina dijo...

Wow, qué visión más desalentadora de las relaciones...

HV~GA dijo...

me encanta tu blog :3
te sigo.
me sigues?
http://gahv.blogspot.com

Pepe dijo...

Oportunamente mi querida Siberiana...
Justamente eso es lo que estoy sintiendo en este momento de mi vida =)
Besos!

AlBordeDeLaTaza dijo...

Un puente de amores pasados, de todos los tipos, tamaños y consistencias.OJO, transitar con cuidado !!!

jiim dijo...

woow! de quién es este?
me encantó.. :)

saludos siberiana!

Esme dijo...

Hoy yo me volvi un puente...
Ya que...
Un beso.

V dijo...

quédate,ayúdame a hacer un puente que una lo que tu eres de lo que yo soy...
Un abrazo Mariana Mariana :) !
Ya quiero ir a México, ojalá y se pueda :D

state_0f_mind dijo...

quiero terminar de cruzar los puentes rápido!!

rocket girl dijo...

ay, estoy cansada de puentes!

Besos, guapa. :)

lemaki dijo...

¿y cómo sabe que era a ella a quien estaba esperando?

esos puentes llevan a otras ciudades, paisajes, campos... por los que puedes perderte y nunca hacer el camino de regreso.

Me ha gustado mucho.
saludos.

Everly Cortes dijo...

a ella es donde quiero llegar!!! Espero no me falten muchos puentes!!!

Anónimo dijo...

puentes, puentes y más puentes!!...
¿cuantos mas debo cruzar para llegar a mi destino?.

Aunque, bueno por fortuna... el ya la encontro :) . Eso debemos festejarlo!!

Jessi

Mario dijo...

Lo malo de encontrarla es que no haya ni puente, ni barandilla, ni camino, ni nexo que se le parezca... Que esté al otro lado, esperándos... y no podamos cruzar, y no pueda cruzar ella, ella-persona.

En fin, aunque también hay puentes que se pueden cruzar abriendo los ojos, y apagando el silencio. El mismo silencio que descubrí hace un rato, al empezar a leerte, a bienaventurarme por tus idas y venidas al mundo de la literatura.

Un abrazo.