martes, 4 de mayo de 2010

Amando adrede


El arte de amar se reduce a decir exactamente lo que el grado de embriaguez del momento requiera.

33 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Lo que pasa en el Dalí se queda en el Dalí, digo yo.

eMiLiA dijo...

Jajaja, el alcohol lleva a muchas verdades también!

Seré 1º??

Un besoo♥, bella!

eMiLiA dijo...

1º después de ti (se entiende)

:P

* C@p3rucilla Roj@ * dijo...

El Arte de Amar, requiere mas que una dosis de embriaguez. Un Abrazo =)

mili dijo...

El arte de amar requiere de disfrutar a pleno ese instante que jamás será eterno..más allá de...
Besitos

esmeralda dijo...

ay, el arte de amar, quien pudiera...

besos

Rebeca Bloomwood dijo...

amar es un tanto dificil pienso yo..
verdaderamente tu blog me encanta y decidi hacerme uno espero q te sumes porque para esto soy un desastre todavia no escribi algo coherente pero bueno
muchisimas gracias y voy a seguir entrando a tu blog :)

Rocío dijo...

Mis cosas en orden, las tuyas linda? Bueno espero que todo muy bien, y creo que el alcohol es una de las cosas que nos desata la lengua, o nos desnuda el alma . quien sabe un besito.

mig dijo...

omo dice Ismael "el amor es eterno mientras dura"

BF dijo...

lo bueno seria no estar embriagado y recordar mejor ese momento

dEsoRdeN dijo...

Brillante sentencia!!

Gabriela dijo...

EX PEC TA CU LAR!!

Eliani dijo...

Jajaja! Talvez.

Jazmín Alejandra dijo...

No necesariamente en la embriaguez, es siempre, es parte de la vida.
Que esté bien =)

Claudia Perez dijo...

Muy bueno!!!!!!!
Siempre tan acertada Siberiana!

un beso grande

aluciinaandote dijo...

simplemente hermoso..

Zai Vélez dijo...

Sin duda el alcohol provoca aquella deshinibición que nos hace decir lo que de verdad sentimos.

Un beso.

Orologiaio dijo...

Adrede es un adverbio maravilloso

:)

malena dijo...

Tú crees? estás triste eh?
Espero que se pase pronto.
Qué preciosa es película.
Un beso guapa, gracias por tus palabras.

César Sempere dijo...

La embriaguez del amor es placentera, pero debe proceder de estados naturales.

Otra cosa es el amor, yo más bien diría pasión, consecuencia de un estado de embriaguez que no tiene nada que ver con el amor.

Recordemos una de las fases de la fiesta con alcohol; "exaltación de la amistad".

Besos,

Darthpitufina dijo...

Gran verdad, aunque los temerosos y tímidos no se dejan llevar, vencidos por hipotéticos condicionales que el miedo les vendió...

... Es mucho más liviano saber decir las cosas en el momento adecuado para el corazón.

El peso del arrepentimiento de lo que no se dijo cuando debió decirse es tremendo... Y los condicionales cada mañana frente al espejo, no favorecen nada.

Un beso, mi niña linda!

Laura dijo...

ole! yo aqui borracha de amor...
:)

Abernathy dijo...

estoy totalmente deacuerdo con la frase, muy buena!

marta dijo...

¡Qué gran frase! Aunque yo pienso que el arte de amar se reduce, más que a las palabras, a los actos.
Un beso MUYGRANDE :)

Duna Loves dijo...

primero exaltación de la amistad,
y de ahí, al amor puro y duro
porque dicen que los niños y los borrachos nunca mienten :-)

Lady S. dijo...

Debe ser el único momento en que no podemos pensar excusas para no decir la verdad.

Besos

P.D.: te he dejado un premio en mi blog.
http://ladelcuaderno.blogspot.com/

ariana dijo...

el título es jodidamente fantástico.

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=AVxjivZSMFg

"mi soledad, siempre ha pertenecido a tí"

besos, siberian.

Luis dijo...

brillante.
Grandes amigos del amor

Lala dijo...

El arte de amar requiere un amante artístico.
Se puede amar y no tener arte!
Ni siquiera con 5 copas encima, jajaja!


Un besito


Lala

ALEX B. dijo...

in the mood of love,
supongo
besos

Nalda dijo...

El título del post me recordó al libro "Vivir adrede", de Benedetti.

Besos sin resaca

Ignacio Vanini dijo...

Me gustaría saber en qué contexto has dicho esa frase. Pregunto, porque yo creo que el arte de amar es mucho más amplio. Reducirlo a instantes es un ideal romántico (del cual soy también partícipe), pero el amor es como una gran pintura: está, lo que el artista quiere decir, presente en todo momento (y también lo que no puede decir). Uno va descubriendo las diferentes capas con el tiempo. El amor es toda esa pintura, aunque no siempre centremos nuestra atención en el mismo espacio. Por eso no podemos reducir su arte a lo que el momento requiera. El arte del amor lo es todo, desde ese pequeño momento de pura embriaguez hasta el gesto más elemental.

Curiosidad: ¿Por qué elegiste ese título?

Beso