sábado, 29 de agosto de 2009

Tu soledad


¿Por qué tenemos que quedarnos todos tan solos? Pensé. ¿Qué necesidad hay? Hay tantísimas personas en este mundo que esperan, todas y cada una de ellas, algo de los demás, y que, no obstante, se aíslan tanto las unas de las otras. ¿Por qué? ¿Se nutre acaso el planeta de la soledad de los seres humanos para seguir rotando? (…)
Las estrellas visibles permanecían inmóviles, cada una en su lugar, como clavadas en el cielo. Cerré los ojos, agucé el oído y pensé en los descendientes del Sputnik que cruzaban el firmamento teniendo como único vínculo la gravedad de la Tierra. Unos solitarios pedazos de metal en la negrura del espacio infinito que de repente se encontraban, se cruzaban y se separaban para siempre. Sin una palabra, sin una promesa.

19 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Lo que me gusta de Valiente es que, para no lastimarnos, prefiere estar solo. Como yo. Así compartimos nuestras soledades.


Cariñitos texanos para todos :)

Penny Lane dijo...

Sí, seguido he pensado en eso, ¿por qué estar solos si hay tantas personas esperando por alguien como tú?

La soledad es etérea.

Lucía Corujo dijo...

Sólo me gusta la soledad si es una opción. Pero, desgraciadamente, hay personas que no tienen con quien evadirse de su soledad.
Un besico!

Anónimo dijo...

por ahi dicen .. ..
Mas vale solo que mal acompañado
me quedo con ese dicho (:

esmeralda dijo...

triste no?

Andrea dijo...

No hay nada más triste (para mi) que la soledad. No tener nadie con quien llorar, reir. Nadie a quien mirar, a quien querer. Nadie con quien compartir tus días.
Gracias por seguirme, te sigo a ti también. Un beso!

eMiLiA dijo...

Compartir soledades. Algo es algo.


Un abrazo desde casi la otra punta del mapa, jajaja.


Y creo que hoy voy a ver V de vendetta... hmmm. Espero me guste!



=)

Valentina dijo...

Y tal vez sea mejor así!…

Un besote.

Fante dijo...

Somos estrellas. Buscamos ojos que nos miren y corazones que nos contemplen. Tus textos son muchos textos a la vez. Pequeños fragmentos que no se desintegran cuando atraviesan nuestro universo, nuestra atmósfera, nuestro planeta de palabras.
Un abrazo.

Mauricio P. Milano dijo...

Sí, una contradicción perfecta. Todos esperan, y esperando se pierde. Besos

Álvaяо™ dijo...

'..mi soledad está llena de amores..'

drapo dijo...

¡uy! no solo los sputniks hacen eso..

biquiños

Sofía dijo...

triste, creíble.
pero la soledad aún a veces, es la mejor compañía.

BUENAS NOTICIAS dijo...

¿Por qué tanto miedo a la soledad? Ese fantasma nos asusta tanto que hace que nos equivoquemos una y mil veces. Nos atamos a la persona erronea por miedo a estar solos y, al final, acabamos doblemente solos.
La soledad puede ser enriquecedora y creativa. ¿Por qué no vivirla con alegría cuando viene? Sabiendo, además, que como todo en la vida, pasará....

¿Qué tal por allí, cariño? ¿Ha llegado ya tu bichi bichito? Tengo muchas ganas de recibir la noticia!!!!! Millones de besos, querida Mariana

Fractured hand. dijo...

Es lo mismo que me pregunto yo; ¿Porque pudiendo estar acompañados estamos solos?
Quizá a veces necesitamos nuestros ratitos de soledad, de aislamiento; para poder pensar..
Y así, como tu dices, rotar hasta encontrar una simbiosis en la otra persona. Quizá.

Brujería Tolteca dijo...

Excelente escrito

Las lineas rectas no existen, sino solo en la ilusión perceptiva...

Solo hay eternas curvas que se encuentran y desencuentran eternamente en un infinito viaje bailado de soledad y compañia al mismo tiempo...

Te seguiré leyendo...Te espero en mi blog; Claudio.

Hollie Deschanel dijo...

Los seres humanos somos idiotas. Queremos abrazos y estar solos.

Muás.

Cris dijo...

Sé que esta no es tu nueva entrada, pero la he leído por casualidad y tenía que comentarla.
Me identifico mucho con ella, ¿sabes? A veces miro a mi alrededor y siento que no tengo a nadie, que estoy muy sola, y me pongo triste. Luego miro mi teléfono móvil y veo llamadas perdidas de amigos, echo un vistazo a la agenda y me doy cuenta de que si quisiera en ese mismo momento podría estar reodeada de gente, y me siento estúpida, aunque de todos modos vuelvo a sentarme en el ordenador, y sigo escribiendo, porque escribir me acompaña, ¿sabes?
Muchisima gente me ha decepcionado, y yo he decepcionado a otros muchos. Tengo tantas cosas de las que arrepentirme que prefiero no pensarlo.
Y en esos momentos de soledad me prometo a mí misma encontrar un amor de verdad, un Sputnik, un auténtico compañero de viaje, pero salgo la noche siguiente y vuelvo a casa con un teléfono, unos cuantos besos y el recuerdo de alguien al que no pienso volver a llamar.
D:
Un beso enorme.

Madame Vaudeville dijo...

Nacemos solos y morimos solos...
SOl-edad en el medio...
Besos
:*