sábado, 27 de junio de 2009

De tripas corazón


Los hombres que me gustan o, por mejor decir, los hombres que me pierden, reúnen todos ellos, que yo sepa, tres condiciones concretas. En primer lugar, son guapos: me avergüenza reconocerlo, pero es así. Segundo, son inteligentes: si el más guapo del mundo dice una necedad se convierte en un pedazo de carne sin sustancia. Y ahora viene el ingrediente fundamental, el tercer elemento que cierra el ciclo de la seducción como quien cierra un candado: son individuos con una patología emocional que les impide mostrar sus sentimientos. Esto es, son los tipos duros, fríos, reservados, ariscos, en quienes creo adivinar un interior de formidable ternura que no consigue encontrar la vía de salida. Yo siempre sueño con rescatarlos de ellos mismos, con liberar ese torrente de afecto clausurado. Pero eso nunca se logra.
Y lo que es aún peor: sospecho que, si aglún día uno de esos chicos duros llegara a transmutarse en un individuo afable y cariñoso, lo más probable es que dejara de gustarme.

14 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Gracias a Rosa Montero por este texto maravilloso. Y al parecer, tenemos los mismos gustos.
¡Qué desatino!

Roci dijo...

Para mi el chico qe me gusta es bellisimo, no se si inteligente, pero si es ese hombre duro que describe tu escritora ahi. Y creo que cuanto mas arisco es mas ganas de buscarlo te dan y de tenerlo. Un beso mi valienta, te quiero aun mas.

Cadáver Psico-tropical dijo...

Con el descaro de bloguerista fracasado me decidí a escribirte; la verdad hace mucho que no te leo.
Qué raro por Rosa, siempre creí que eramos más simples. Por otro lado la alquiladora del dominio siempre será como una sorpresa a mi parecer distorsionado.

Na shakara elo ye.

eMiLiA dijo...

Jajaj, somos varias!

No sé la última condición porque para dura e insensible estoy yo!

:P

Un besoo♥

Cadáver Psico-tropical dijo...

jajaja, se me olvidaba.
A ver si gustas darte una vuelta cuando tengas tiempos o tus oclayos no estén tan cansados.

http://vagosmundos.blogspot.com/

maalexandra dijo...

Querida Mariana me has atrapado infraganti*

debo preguntarte cariño, cual es el autor de amor, etc?*

besosdulces*

galicia maravillas dijo...

pues sí que es un desatino!
me encantan los colores del cuadro :)
buen finde!

Vampyrus Alice Virux dijo...

Porque por mucho que queramos evitarlo es precisamente esos chicos los que nos vuelve locas.

Un saludo :)

Espérame en Siberia dijo...

¡100 seguidores!
Gracias a todos =D

BUENAS NOTICIAS dijo...

Yo creo que el problema está en nuestras proyecciones... Pensar que ese individuo frío y distante tiene en su interior una ternura que sólo nosotras conseguiremos sacar es una trampa. Porque, muchas veces, ese individuo frío y distante no tiene en su interior nada que sacar y, si lo tiene, no quiere hacerlo. Y nosotras ahí, dale que te pego, para descubrir, al final, como dice el texto, que deja de gustarnos cuando saca su cariño.
Creo que lo más positivo que podemos hacer es analizarnos a nosotras mismas y ver por qué tenemos esas necesidades de solucionar la vida al vecino (que, normalmente, está muy tranquilo o, al menos, lo aparenta) y no mirar cuál es nuestro problema...
Siento el rollo, siberianita querida, es que este finde he estado de meditación y, ya ves.... ;-)
Un beso gigantesco para ti, preciosa!!!!

marta dijo...

Chicos duros, y con un deje de misterio. ¡Qué atracción tan desenfrenada!
Un beso MUYGRANDE :)

los perros románticos dijo...

Siempre hay que darle a un otro lo que no se tiene. Y aún así el Otro desde ahí no lo ncesita. Una mezcla de Lacan y de Proust.

saludos desde acá.

Fallingslowly dijo...

Ese es el perfil de mi enamorado. Creo que yo ya perdi la esperanza de que sea mas expresivo, pero me gusta como es ahorita. De vez en cuando si me vendria bien que me cuente un poco mas lo que siente..pero en fin, no se puede pedir todo.

Me gusta tu blog, te sigo! :)

Nausicaa dijo...

Suele pasar... No tenemos remedio.