sábado, 4 de abril de 2009

(Son de mar)


Martina:
Crucé todos los mares
sólo para descubrir
que no puedo
vivir
sin
ti.

16 comentarios:

Gotas de lluvia dijo...

queee bonitoooooooo!! :D
me encantó! *-*
un beeso

Druida de noche dijo...

me encantó. Cruzar y mar y tener suerte porque suele pasar que descubres lo contrario...

Franelì dijo...

tres latidos. fuertes, muy fuertes.

Mi vida sin mi dijo...

...q por mucho q me aleje, por muchos kilómetros q nos separen, estoy enganchada a ti...eso me pasa a mi...

Muaaaaa

Chocolate dijo...

Por qué necesitamos pasar por tanto para valorar o saber lo que queremos...

Sencillo y dulce, me gustó.


Saludos :)

eMiLiA dijo...

Pero al menos te diste cuenta!!

Espero que no haya sido tarde...

:(


Besos de sábado para vos!

Roci dijo...

Yo tamp puedo vivir sin MI martina ): me gusto mucho maaari

I me mine dijo...

un viaje largo















































pero mejor es el fruto

galicia maravillas dijo...

:) Dicen que son siete, los mares, aunque quizás sea uno solo, con estelas de camino que llegan a todos los puertos (de ti). Feliz domingo!!!

Francisca dijo...

muy bello

mis disculpas por pasar tan tarde

sublime, me gusto muchisimo

Saludos =)

kate dijo...

Yo no cruce tooodos.. pero si algunos, para finalmente darme cuenta que siempre regreso a él porque no lo puedo olvidar (lo amo)

BUENAS NOTICIAS dijo...

Siberiana, que bonito. Son justo las palabras que yo estoy esperando escuchar...
Un beso dominical muy grande!!!!

Juliette dijo...

Un día cualquiera de estos, de un veinte y algo de cualquier mes, por ejemplo, alguien vendrá y te dirá:

Señorita:
Te he estado
esperando en
Siberia,
que desde
aquí
hay unas vistas
a tu
nariz
pre
ci
o
sas.

Espérame en Siberia dijo...

Juliette:

No sé. Ya no sé.
Pero gracias por la esperanza.

mangas dijo...

Mi chica me mima desde el olvido. A veces me hace una señal desde las estrellas, en el horizonte, y sigo sus huellas en el rocío: rosas.
La quiero. Este es mi dolor, dulce como su recuerdo: una noche de verano. Madrid. Bares, copas, canciones, bocas, carne en mi carne hasta hacerse agua...
La manda un beso. No sé si querrá. Pero seguro que sonreirá tierna...

Madame Vaudeville dijo...

Ooooohhhh.
Un besito