lunes, 30 de marzo de 2009

Amor, etcétera (Vol. 3)


No me interpretas bien. No es tanto que yo no quiera, sino que no quiero querer. No deseo desear. Y te diré lo siguiente: ahora soy quizá tan feliz como en los años en que deseaba. Estoy menos ocupada, menos preocupada, pero no menos feliz. O no menos infeliz.
¿Tal vez el castigo que me imponen esos dioses que ya no existen consiste en comprender que todas las cuitas de mi corazón -¿cuitas es la palabra?- , toda aquella búsqueda y todo el dolor, todas aquellas expectativas y todas aquellas acciones no tenían, en definitiva, como yo pensaba, nada que ver con la felicidad? ¿Es ése mi castigo?
Así son las cosas para mí ahora.

14 comentarios:

Roci dijo...

me encanto.
Sabias bonita que me gusta mucho leer lo que subis en tu blog, es muy lindo la verdad :) Un beso enorme mariana

esencia del alma dijo...

lindo lo que escribes...
un nuevo blog para visitar...
nos leeemos...


saludos

Mi vida sin mi dijo...

...el día q encuentras tu propia paz, tu propio equilibrio y realmente te sientes feliz contigo misma, sin depender de nada y nadie...es verdad, dejas de buscar, de desear, anhelar, de ser infeliz...eres feliz completamente con todo o nada...una época de mi vida me sentí así: libre, feliz e independiente, fue una de las mejores épocas de mi vida!!!

Me encantan estas reflexiones "Amor, etcétera"

Besitosssss

Sombras en el corazón dijo...

Hay momentos para encontrarse una misma, y este parece ser uno de ellos. Y esa es una capacidad sorprendente para otros: saber disfrutar de la soledad cuando se presenta.
A todo en esta vida se le puede sacar provecho, teniendo en cuenta que ningún estado conviene que sea eterno.

Un beso, guapa

Espérame en Siberia dijo...

Eso es verdad: no hay estado que valga tanto la pena como para quedarse estancada en él.
Ni mucha dependencia, ni mucha soledad.

Todo a su debido espacio.

Druida de noche dijo...

Depender de uno mismo.. ¿no es eso?

Espérame en Siberia dijo...

No sé. Yo me refería a cuando depende nuestra felicidad de alguien más.

Gotas de lluvia dijo...

Yo creo que nuestra felicidad no debería depender de nadie, si es así estamos apañaoos' xD
Un beso, me encanta todo lo que escribees en tu blog :)

Sibyla dijo...

Sabes...Todo eso suele ocurrir cuando llegas al ecuador de tu vida y te topas con la menopausia! Ja,ja,ja

Me gustó y mucho.

Besos:)

maalexandra dijo...

tal vez los adjetivos son los que interrumpen la comunicacion*

besosdulces*

eMiLiA dijo...

Aplausos!

Es como si esas palabras salieran de mi boca!!

No he pedido el debido permiso, pero confieso que copié ese párrafo y lo subi a mi facebook.
He tenido una serie de opiniones encontradas al respecto de parte de mis amigos.

Gracias por seguir subiendo tan ciertas palabras!

Un besoo

:)

BUENAS NOTICIAS dijo...

Ohhhhh, qué bueno, dime cómo lo has hecho, please!!!!! Eliminar el deseo ha de ser fantástico. Yo no lo consigo... Dame una pista, Siberiana!!!!
Un beso enorme,
Elena

Quiero ser una mantenida dijo...

"No deseo desear".
Que fuertes tus palabras. Muy linda Drew como siempre.

alas dijo...

qué wapa la Barrymore! no he visto la peli...