jueves, 28 de julio de 2016

Espera un momento


El tiempo se detiene cuando alguien muere. Por supuesto se detiene para ellos, quizá, pero para los que sufren la pérdida el tiempo se desquicia. La muerte llega demasiado pronto. Olvida las mareas, los días que se alargan y se acortan, la luna. Hace trizas el calendario. No estás en tu escritorio o en el metro o preparando la cena para los niños. Estás leyendo People en la sala de espera de un quirófano, o temblando en un balcón mientras fumas toda la noche. Miras al vacío, sentada en el cuarto de tu infancia con el globo terráqueo sobre la mesa. Persia, el Congo Belga. El problema es que cuando vuelves a la vida normal, todas las rutinas, las marchas del día a día parecen mentiras sin sentido.
Todo es sospechoso, una trampa para adormecernos, para volver a arroparnos en la plácida inexorabilidad del tiempo. 

5 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Otro fragmento más de Lucia Berlin. Foto hallada en Pinterest.
¿Todo listo para su fin de semana? :)

Chaly Vera dijo...

Desde niño siempre supe de la muerte y nunca le dí importancia, ella llega y se lleva a un ser querido y yo sigo viviendo mi vida como sino hubiese ocurrido nada.

Espérame en Siberia dijo...

Pues qué manera tan fría de ver la vida, si me permites decir, Chaly.

A mí la muerte de cualquier persona me sacude profundamente.

Besos

BeatrizAM dijo...

Cómo me ha gustado encontrar este blog. Fragmentos cortos pero totalmente penetrantes y las fotos dicen muchísimo cada una de ellas.
He de admitir que la línea que realmente hace vibrar, por lo menos a mi es: temblando en un balcón mientras fumas toda la noche
Estremecedora
Un abrazo!

Espérame en Siberia dijo...

¡Hola Beatriz!
Mil gracias por tu visita y por leerme. Será un gusto seguir coincidiendo.

Un fuerte abrazo desde Siberia :)