sábado, 28 de enero de 2012

Negro Marfil



Dormía cuando entró a mi cuarto un animal pequeño: tenía la superficie húmeda y manchada como una piedra cubierta en musgo.
Se acercó a la orilla de la cama con el mismo ruido que hacen las mandíbulas al triturar un hueso. Cerré los ojos y lo vi por dentro.
Oí al segundo corazón.

14 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Fragmento del libro "Negro Marfil", de Myriam Moscona.
Fotograma que hice ayer, en cuarto oscuro.

Y eso: que los quiero con todo el corazón (con el primero y con l segundo corazón).

Miss Carrousel dijo...

Al segundo corazón?
Guau, me encanta. En especial cuando describe el ruido con las mandíbulas al triturar un hueso. Qué poético!
La imagen, sin palabras :)

Noelplebeyo dijo...

dos corazones...cuando laten al unísono, tiemblan mis ojos

Estonetes dijo...

Fantástico el fotograma, eres una artista de los pies a la cabeza.

MBeetlejuice dijo...

Es hermoso leerte, siempre! Un gran abrazons

crazy_chords dijo...

¡Qué pasada el fotograma! ¿Cómo lo has hecho? Casi parecía algo de diseño gráfico más que una foto :) Mola mucho.

Un beso.

Mica Ferra dijo...

Que talento! Me gusta mucho leerte, un besoo

Mi casa de juguete dijo...

Ay... a mí me ha dado como miedo...

Un beso, linda!

Claudio Ariño dijo...

Me encantó, lo noté muy sensible.

Amanecer Nocturno dijo...

No hay nada que me aporte más paz que los latidos de otro corazón bien cerca de mi oreja.

Un beso.

efa dijo...

logradísima imagen mujer!
quedan ganas de oír esos corazones
Besos

Lluvia dijo...

La imagen es preciosa :)
Y el texto muy discriptivo, me apuntaré el libro, suena interesante.

besos.

Lluvia dijo...

La imagen es preciosa :)
Y el texto muy discriptivo, me apuntaré el libro, suena interesante.

besos.

Automne dijo...

Un corazón crocante! jejej
Besitos!