lunes, 19 de diciembre de 2011

Textoservidora



Con los días, y sus respectivas noches, aprendes que nada es tuyo; que aquí estamos de prestado. Todo lo bueno, todo lo malo e -incluso- lo que considerabas que no valía la pena: todo eso (y más) se acaba, se escurre de la existencia.
Y al mismo tiempo no es que desaparezca. Sólo pasa a otro estado de la materia.
¿De qué está hecha la realidad? ¿De acciones? ¿De hechos? ¿De sueños que no se cumplieron, o de sueños que sí conseguimos?

Al final te darás cuenta de que puedes vivir sin saber a ciencia cierta quién fuiste; pero no podrás vivir sin habértelo preguntado al menos una vez en la vida.
Y es que no somos lo que pensamos que somos; sino miles de cachitos que, a su vez, se fracturan y se vuelven todavía más pequeños, más diminutos. Pero en cada una de esas partecitas se esconde el secreto del Universo.
No nos corresponde entenderlo, ni siquiera dominarlo: se trata de percibir su fragancia para llevarla puesta un rato. Aunque no más de lo necesario.

Hoy sabemos que odiar o amar a alguien es igual a asumir que amamos u odiamos algo que, al mismo tiempo, nos conforma a nosotros mismos. Con la diferencia de la experiencia onírica que cada uno contempla bajo su propia responsabilidad.

Algo en ti despierta. No son dos, sino tres ojos los que tenemos (¿has contado alguna vez a tu corazón?). Cada una de las emociones se valida; cada beso que no dimos y cada abrazo que guardamos porque no nos atrevimos a extender los brazos. Lo único que existe es lo que está por venir.
Y terminar agotado porque no paras; estar agotado de tanta vida, ¿habrá un mejor regalo?


Así que todos tus errores y todo lo que te ha herido es lo que te ha traído hoy, ahora, aquí. A que haga 40°C en Spring, Texas y tú con tu bolígrafo blanco escribas en tu agendita con pinta hindú toda la verbigracia depositada en lo más hondo de ti desde siempre.
Es la experiencia, el momento y el lugar exacto.

Adelante.

28 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Revisar tus apuntes y descubrir textos como estos, no tiene precio.

Despertemos :)

Tracy dijo...

Estabas filósofa ese día ¿eh?

CMQ dijo...

Eres SABIA, Mariana. Muy sabia.

May Mercurio dijo...

que profundidad, sabiduria, humildad..gracias de corazón por lo que me has transmitido :)

eMiLiA dijo...

Anoche vi una película donde uno de los personajes decía algo así, pero que muchas veces - al igual que con los paisajes que apreciamos - la suma de las partes no hacen el todo. Y allí reside lo maravilloso del asunto: ser fiel con el todo, corresponderse con él.
Si contemplamos a cada ser que toca nuestra vida, a nosotros mismos: ¿somos una suma de pedacitos diseminados o somos un todo completito y acojonante?

Gracias por hacerme reflexionar (pese al calor de este verano que ya llega)

Abrazote, bella.

Otto dijo...

muy interesante, siempre pensé en un todo compuesto por partes. De tal manera que cualquiera de las partes pudiera ser tan grande como el mismo todo...me sigues. Así de vez en cuando me descompongo en micropartículas elementales para luego realizar una reunión a modo de fiesta y volver a recomponerme en el todo que sigo sin entender del todo...me explico?

Carol Munt dijo...

revelador... Es más, creo que ya estamos despertando...
:)

Macarena Baquero Masáts dijo...

Bravo!
Un texto muy bueno!

Estonetes dijo...

Nada nos pertenece y nada es nuestro bella, nisiquiera este momento.
Petonets infinitos.

Teyalmendras dijo...

Precioso texto, a mi es que leerte asi... tan trascendental, me ha parecido mágico.

Saludos almendrados ;)

chalyvera@gmail.com dijo...

Solo vivimos de deseos, de ansias y de busquedas, y todo ello no es realidad y solo son sueños, no existe ni pasado, ni presente, solo futuro.

Besos

Raquel dijo...

Creo que somos muchos los que hacemos ese tipo de reflexiones pero pocos lo sabemos expresar como tú lo has hecho.
Enhorabuena por el texto y por pensar así.

Un abrazo.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Hay trazos de experiencia, retazos de tu vida ahí. El texto tiene delicadeza. Rebosante del fuego de la vida.

Ardid dijo...

Buena reflexión. ;)

AmanecerNocturno dijo...

A la pregunta que haces te contesto:
Para mí la realidad es una mezcla de las acciones y sueños que conseguimos llevar a cabo/cumplir juntos con aquellas/os que no logramos. La mezcla no suele ser equitativa, se acaba tambaleando o hacia la realidad o hacia la irrealidad. No es igual en ninguna persona. Ni siquiera se mantiene estable en una misma persona con el paso del tiempo. Somos etéreos y cambiantes, esto lo demuestra.
Un beso fuerte.

El Drac dijo...

WoW!! que grata sorpresa Siberiana, además de linda, sensual, divertida, y otra vez linda, encuentras filosofía en las cosas más pequeñas de la vida¡¡como debe ser!!

Un besote (todo va quedando listo)

PD ¿No me vas a mandar tu dirección y tu número teéfónico??
¡¡QUIERO OIRTEEEEEE!!! (por lo menos)

Mariposa dijo...

Y leí lo que necesitaba leer! Gracias linda! Besos! ;)

Automne dijo...

Como te dijeron más arriba, sos sabia.

En Psicología, el todo es más que la suma de las partes. Lo que me pengo a pensar ahora es el movimiento contrario: esto de ir descomponiendo en cachitos la propia existencia y -por qué no- la ajena. Buscar micrones de existencia.

No todo lo que uno cree que le pertenece, realmentele pertenece. Al mundo venimos sin nada, y sin nada nos vamos...

No te das una idea de cuánto, pero cuánto me llegan estas palabras. Gracias! ;o)

Besitos y que estés muy bien!

Clara dijo...

Me que quedo con esos cachitos que contienen el todo...:con el aquí ahora,co n no añorar el calor cuando el viento del Norte juega con mi cara.
Feliz Navidad¡¡¡¡¡

Besossssss

Gerònima dijo...

Si que eres sabia Siberiana. Eres un encanto sabio!! :D

Esta frase: "Así que todos tus errores y todo lo que te ha herido es lo que te ha traído hoy, ahora, aquí." me recuerda algo que pensé hace unos días, tenemos que ver todo lo que nos pasa como una oportunidad. Una oportunidad de disfrutar, una oportunidad de hacerlo mejor de lo que hicimos en un tiempo pasado, una oportunidad de demostrarnos algo a nosotros mismos, etc. Creo que ver los problemas (por ejemplo) como oportunidades para superarlos puede ser muy positivo. A practicar!

1 pató preciosa!

Sergio dijo...

Nos complicamos la vida muchas veces sin motivo, no digo que a menudo te ofrezca un revés, pero salvo ocasiones contadas se dramatiza más de lo necesario. Estamos aquí de paso y en la vida no tenemos más que una obligación: VIVIRLA, con mayúsculas.
Carpe Diem, siempre!!!!

La señorita Rock'n Roll. dijo...

"Al final te darás cuenta de que puedes vivir sin saber a ciencia cierta quién fuiste; pero no podrás vivir sin habértelo preguntado al menos una vez en la vida."



Te hago una reverencia.
Cuánta filosofía y genialidad junta!

Sara dijo...

Agotada de tanta vida, sin duda el mejor estado del alma
Abrazo

raúl fdz pacheco dijo...

en estos antiguos apuntes está escrito lo que hoy somos. no sé si la epifanía es fruto de una insolación a 40º, pero resulta de lo más reveladora.

carmeloti dijo...

Pues si la vida es más de lo que pensamos, dejamos, nos quedamos, admiramos y soñamos...

Cada día es diferente y tiene un color especial, te reinventas y todo cambia, es lo mejor de estar viva tienes la opción de ser, creer y sentir, sabiendo que nunca se acaba...

inma ortiz dijo...

y además somos superpequeños comparado con lo de fuera, con el universo y casuales. Y muchas veces un poco tontos. Un besi para ti tb.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Yo me pregunto quién fuiste en otra vida, querida...

Tal vez nos conocíamos ya entonces...

Un besito cibernético.

Mario dijo...

Entiendo que hay que vivir día a día, reinventarse, hacer ver que las cosas que valen por dos pueden hacer que piense uno... o algo así. Vamos, que mejor me estoy quieto y dejo de pensar, o de filosofar. Nunca se me dio bien. Y ahora me doy cuenta que también, tú, abrazas la filosofía, el pensamiento, las certezas como dudas y la duda de verdad... en fin...

Un gran abrazo, sin divisiones.

Mario