martes, 30 de agosto de 2011

Juan Cruz Ruiz


Este libro nació de una mirada, la de mi padre. Vi en ella desolación, el final de la esperanza, la cancelación definitiva de la felicidad. Jamás he podido olvidar esa mirada. Para entenderla he escrito. Como si fuera una búsqueda del reencuentro con la ansiedad de vivir y ser feliz. Un día, en medio de un camino, vi en un espejo oscuro la figura de mi padre. Alcé la mano para saludarlo en medio de la fascinación de lo imposible, y observé que esa mano me saludaba a mí mismo. Un día encuentras siempre la mirada que perdiste.

22 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Mi sobrinito Diego del otro lado del espejo.

raúl dijo...

me encanta juan cruz, además de escritor es un periodista fantástico. muy guapo tu sobrinito!

Tracy dijo...

Sentimientos... no encuentro palabras.

El Joven llamado Cuervo dijo...

Recuperar lo perdido tras el espejo. Entender la mirada.

Sergio dijo...

Preciosa imagen...

Sí creo que acabas encontrando la mirada perdida, lástima si ya es un poco tarde.

Zacks! dijo...

Me encanta tu blog, te lo deben decir seguido. Hace más de un año que te sigo y rara vez comento, pero siempre me re quedan tus entradas. Un beso grande y gracias!

Sandra dijo...

Siempre fui respetuosa de la magia de los espejos. Me gusta la foto!

Un saludo.

CMQ dijo...

Un día encuentras la mirada que perdiste... Me encanta.
Gracias y besos.

chalyvera@gmail.com dijo...

Muchas veces hacemos un gesto y sonreimos con nostalgia al recordar al que lo hacia cuando se sentia contrariado.


Besos

Daniel dijo...

"Un día encuentras siempre la mirada que perdiste". Meeee encanta!.
Últimamente me emocionan muchas cosas. Las frases, las fotos, la gente.
:)

Bsito!

Mel dijo...

Como puedes escribir tan bien?

UN BESO!

seres eléctricos dijo...

Siempre que escribes acabas aclarando algo que no acababa de encajar del todo.

Melanie Hater dijo...

Es hermoso. Hoy justamente mi padre no me dio una muy alentadora noticia sobre su salud pero no pierdo ninguna esperanza en volver a verlo bien como de costumbre. No sé que haría sin él, una parte de mi se iría... me llegó mucho, escribís muy lindo. Te sigo, ya que quiero seguir leyendote :)

Le echarías un vistazo al mío? desde ya gracias ♥
http://believe-meel.blogspot.com/

Automne dijo...

Sé que no está del todo bien interpretar el texto como quiero, peeero... me voy a aquedar con dos frases y voy a fingir que me arreglan la vida: "Jamás he podido olvidar esa mirada"; "Un día encuentras siempre la mirada que perdiste".

Siempre es bueno -¡y un gran alivio!- re-encontrar-se con lo perdido, se acaba ese vacío y esa nostalgia...
Besote! :o)

susy luk dijo...

tu siempre...
tu siempre tan...
tu siempre tan fantástica!
ya lo sabes pero lo diré: millones de besos, llenos de luz y energía liberadora!

pequeñita dijo...

es un alivio ver que algunas cosas si tienen su final feliz al encontrar lo que se perdió :) así se puede seguir con la esperanza
besos!

Laura dijo...

Precioso bonita!
me encantó.
Que tal tus vacaciones? vamos hablando.
un besazo enorme

Ikana dijo...

Que profundo Ö

No decir dijo...

Hermoso.

Eleanor Smith # dijo...

No había visto este post y hoy escribí algo parecido.
Más allá del espejo, más allá de los reflejos; habitamos, somos *

Un beso o 2 #

RChS dijo...

Y por fin puedes descansar. Contentx de ti mismx ;)

Mario dijo...

Eres "preciosamenente" precisa en tus aportaciones a este mundo de letras e instantáneas.

Y también aciertas; porque leerte es encontrar la mirada que perdí hace ya...

Gracias por ayudarme.

Un abrazo, a este lado del espejo.

Mario