domingo, 15 de mayo de 2011

Contando borregos



Un científico tiene un tubo de ensayo lleno de borregos. Se pregunta si debería intentar encogerles su pastura. Son como granos de arroz. Se pregunta si es posible encoger algo hasta la inexistencia. Se pregunta si los borregos estarán concientes de su pequeñez; si tendrán algún sentido de escala. Quizá crean que el tubo de ensayo es un establo de vidrio. Se pregunta qué debería hacer con ellos; sin duda tienen menos carne y lana que los borregos ordinarios. ¿Ha reducido también su valor comercial? Se pregunta si podrían ser usados como sustituto de arroz lanudo. Se pregunta si no debería frotarlos entre los dedos hasta volverlos una pasta roja. Se pregunta si se estarán reproduciendo, o si alguno de ellos habrá muerto. Los pone bajo un microscopio y, contándolos, se queda dormido.

18 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Relato de Russell Edson.

galmar dijo...

pues da miedo,
besossss

ΞquilibrΞ dijo...

wow.es terrible

Michelle Durán dijo...

No se què sería del mundo sin la inmensa curiosidà de los cientìficos clonadores de seres .
Saluodos.
=)

Clara dijo...

Un cientifico juega con sus borregos y calcula probabilidades.Una psicóloga del lenguaje estudia por las noche los diferentes .Beeeeeeeeeeeee.Qué dicen?.Tristes,contentos,apáticos.

Bs

Maria dijo...

Que buen texto, dios.

-OZ- dijo...

buenisimo... buscare al autor :)

Naota Nandaba Kasugano dijo...

Adoro estos micro relatos surrealistas, ojalá pueda escribir cosas así algún día.

Mc dijo...

Me ha encantado!

Darthpitufina dijo...

Qué divertido!, me ha gustado el cuento. ¡¡Más, por fi!!

Estonetes dijo...

El poder de la autosugestión es ilimitado.

chalyvera@gmail.com dijo...

Algunos dicen que nuestro mundo tiene el tamaño de la cabeza de un alfiler. Que somos una mota de polvo.

Besos

Sabagg dijo...

Terrible! Dormiremos? ;:) Un beso!

Elcaligrafista dijo...

Muy bueno!! como siempre

Oye, estoy en Siberia esperandote... pero tú ni apareces

mi beso

el magnetista (y con mi nuevo blog)

Lucía dijo...

¿Arroz lanudo? No suena muy sabroso, jeje. Te escribiré en cuanto tenga un ratito qué tal me va.

Muchos besos, guapa :)

Dayán Lorank dijo...

Eso de pensar... cuestionarse... querer hacer algo y no hacerlo... Es muy difícil... A veces nada más el sueño puede quitarnos y liberarnos de estos sentimientos.

¿Te imaginas si no soñáramos?

Nos volveríamos locos... un poco más*

Besazos!!!!

OLIMPO dijo...

Y DORMIDO C VUELVE A REPETIR LA HISTORIA... YA PUEDO SOÑAR ESO JEJEJE.
PRECIOSO Y EMBAUCADOR TEMA
UN BESO

Golfo dijo...

Creo que es lo más refrescante que he leido en este paseo mañanero por la blogosfera.