martes, 30 de noviembre de 2010

Juntos, pero jamás atados


Cuenta una vieja leyenda de los indios sioux que, una vez, hasta la tienda del viejo brujo de la tribu llegaron, tomados de la mano, Toro Bravo, el más valiente y honorable de los jóvenes guerreros, y Nube Alta, la hija del cacique y una de las más hermosas mujeres de la tribu.
-Nos amamos- empezó el joven.
-Y nos vamos a casar- dijo ella.
-Y nos queremos tanto que tenemos miedo.
-Queremos un hechizo, un conjuro, un talismán.
-Algo que nos garantice que podremos estar siempre juntos.
-Que nos asegure que estaremos uno al lado del otro hasta encontrar a Manitú el día de la muerte.
-Por favor -repitieron-, ¿hay algo que podamos hacer?
El viejo los miró y se emocionó de verlos tan jóvenes, tan enamorados, tan anhelantes esperando su palabra.
-Hay algo... - dijo el viejo después de una larga pausa. Pero no sé... es una tarea muy difícil y sacrificada.
-No importa -dijeron los dos.
-Lo que sea- ratificó Toro Bravo.
-Bien- dijo el brujo-, Nube Alta, ¿ves el monte al norte de nuestra aldea? Deberás escalarlo sola y sin más armas que una red y tus manos, y deberás cazar el halcón más hermoso y vigoroso del monte. Si lo atrapas, deberás traerlo aquí con vida el tercer día después de la luna llena. ¿Comprendiste?
La joven asintió en silencio.
-Y tú, Toro Bravo -siguió el brujo-, deberás escalar la Montaña del Trueno y cuando llegues a la cima, encontrar la más bravía de todas las águilas y solamente con tus manos y una red deberás atraparla sin heridas y traerla ante mí, viva, el mismo día en que vendrá Nube Alta. Salgan ahora.
Los jóvenes se miraron con ternura y, después de una fugaz sonrisa, salieron a cumplir la misión encomendada; ella hacia el norte, él hacia el sur.
El día establecido los dos jóvenes esperaban frente a la tienda del brujo con sendas bolsas de tela que contenían las aves solicitadas.
El viejo les pidió que con mucho cuidado las sacaran de las bolsas. Los jóvenes lo hicieron y expusieron ante la aprobación del viejo los pájaros cazados. Eran ejemplares verdaderamente hermosos, sin duda lo mejor de su estirpe.
-¿Volaban alto?- preguntó el brujo.
-Sí, sin duda. Como lo pediste. ¿Y ahora? - preguntó el joven. ¿Los mataremos y beberemos el honor de su sangre?
-No - dijo el viejo.
-Los cocinaremos y comeremos el valor en su carne- propuso la joven.
-No -repitió el viejo. Hagan lo que les digo. Tomen las aves y átenlas entre sí por las patas con estas tiras de cuero. Cuando las hayan anudado, suéltenlas y que vuelen libres.
El guerrero y la joven hicieron lo que les pedía y soltaron los pájaros.
El águila y el halcón intentaron levantar vuelo pero sólo consiguieron revolcarse en el piso. Unos minutos después, irritadas por la incapacidad, las aves arremetieron a picotazos entre sí hasta lastimarse.
-Éste es el conjuro. Jamás olviden lo que han visto. Son ustedes como un águila y un halcón: si se atan el uno al otro, aunque lo hagan por amor, no sólo vivirán siempre arrastrándose, sino que además, tarde o temprano, empezarán a lastimarse uno al otro. Si quieren que el amor entre ustedes perdure, vuelen juntos, pero jamás atados.

36 comentarios:

Espérame en Siberia dijo...

Juntos, pero no revueltos.

Lola dijo...

mucho tiempo "vole" atada, por ende es un gran consejo ya q un dia corte la cuerda...

Sentimientos! dijo...

Mariana
me encanto el final de esta leyenda.
Besitos

Natalia... dijo...

Siberiana, no conocía esta leyenda, y me encantó! Sobre todo, porque particularmente tuve una relación nefasta hace años, en la que estaba atada a alguien que solo lograba lastimarme..
Por fin rompí mis ataduras y aqui estoy.. siendo feliz junto a alguien, que permite que vuele libre, como debe ser..
Besazos hermosa!

Lucía dijo...

Qué buena enseñanza.

Un gran abrazo, guapa :)

Mela dijo...

Todo esto siempre tuvo un matiz digno de leer, digno de ver o de sentir.
Pero es que siempre encuentras las palabras perfectas para dar una lección de la vida.

Laura dijo...

Que cuento tan bonito, no lo conocia....y eso que he leido cientos porque me encantan.

Un beso y gracias.

Fantasma dijo...

Si comparamos a un ser humano con un animal pues creo q no hay comparacion. Ni somos animales ni estamis atados por una cuerda fisica. Sigo sin entender. Buena historia, gracias por blogearla.

Ela dijo...

ayy pero que bonita historia! ojalá todos pudiéramos seguir aquel consejo que sin duda, se de varios que les hace falta...
muchos besos bonita

ana dijo...

Muy bonito cuento, en parte soy de la opinión del viejo brujo, pero ... y digo yo, se puede estar juntos, muy muy juntos, piel con piel, sin estar atados, todo es producto de nuestra mente, los prejuicios siempre nos hacen malas pasadas, creencias fijas son las que atan, el amor es libre y surca cielos en la forma que cada uno le de.
Mi amor vuela por ti, ¿los volamos?

Taty Cascada dijo...

Bonita historia, pero no creo que el amor sea una atadura, nosotros transformamos la pasión en cadena. Creo que el error es nuestro, el amor en si es armonía.
Un beso.

Antonella dijo...

muy buena esta leyenda...
sin darme cuenta creo que he atado demasiado a alguien =P
le acabo de pasar tu link diciéndole que ya no le voy a dar más picotazos,no vaya a ser que le saque un ojo =)
es muy difícil saber dónde se pone el límite

Patty... dijo...

Es asi... hay que volar juntos no atados, la libertad para que tu pareja sea lo que quiera ser es importante, después seria una carga pesada o una soga a el cuello que acabaría de asfixiar el amor... esta historia es buenisima. Mil gracias x tu comentario en mi blog eres Chica con mucho angel!! un beso y un abrazo grande muaaaaaaaa.

El Drac dijo...

Ok Siberiana, no necesito casarme, sólo que me ames!!

Sabagg dijo...

Muchas gracias por traer la leyenda aquí. Hace años la escuché por primera vez en un momento especialmente apropiado y le tengo cariño. No está de más releerla, porque la vida pasa, y todo se mueve, ma non troppo... Algo permanece. Un besazo!

Natalia dijo...

Lo han dicho por ahí arriba, pero lo importante es amarse, no importa cómo.

Filadora dijo...

Es uno de los libros de mi vida. Una vez regalé un ejemplar a alguién, no lo quiso.
El mío lo dejé a una amiga, no me lo devolvió.

Este libro me enseñó muchas cosas. Me gusta que te guste.
Besazos.

Irene Adler dijo...

Me encantó la moraleja! Juntos pero libres.

Bisous :)

Juyou dijo...

me encanta el titulo, como debría de ser
:)

Yenni dijo...

Que bonito cuento..me encanto !! te sigo!!! pasate y si te gusta sigueme!!:)
http://rsgyenni.blogspot.com/

Alís dijo...

Preciosa historia, y muy cierta. Sólo sirve el amor que nos dan desde la libertad.

Besos

eMiLiA dijo...

Bonita historia.

Me quedé pensando en ella un rato, volví y recordé esa idea retratada de manera similar en la película de Julia Roberts, "Novia fugitiva", donde ella quería su propio caballo para cabalgar hacia el amanecer.

Un abrazo, querida siberiana.

:D

---* LadyBlue *-- dijo...

me ha gustado la publicacion y mucho tiene de cierta, jamas perder la libertado o se perdera la razon...saludos!

DeDe dijo...

Siberianaaa! Me encantaaa!! Es geniaL! Y el final es lo mejor. Muy pero qué muy cierto...juntos sí,pero libres!

Un fuertisimo abrazo (L)

A. dijo...

Qué preciosa leyenda...las leyendas sobre personas de piel curtida y morena tienen olor a cuero y madera, atraen la magia hacía la metrópolis gris de nuestros pensamientos más cotidianos. Un soplo de aire frío de montaña...
Besos helados!

SOFI dijo...

Es una leyenda herosa :)
Que tiene mi pelo :P?.

Annie dijo...

me encanta!
como siempre.

FacuZ dijo...

No te imaginas cuanto me gusta pasar, me quedo largo rato viendo tus imagenes.

Te dejo un beso Siberiana!


Facu.

*Dayán Lorank* dijo...

¡Que leyenda tan más bella!

En algún momento no pude comprender... pero ahora, todo es más claro.

<< Juntos, pero jamás atados >>

Saludos siberiana*

El Ser Bohemio dijo...

Hermosa leyenda no debemos atarnos en alguien. Debemos lograr la libertad junto al amor con el ser que queremos tener al lado. Me dejas reflexionando. Hermosa entrada. besos

Alma naif dijo...

Conocía la historia y me parece genial... pero nunca esta de mas volver a leerla!!!
Es un precioso ejemplo para manetener un amor sin ataduras... somos seres independientes y asi deberia ser siempre...solo unidos por el alma, por el amor...
Por aca hay otro dicho que dice "juntos, pero no revueltos"

Besos a tu alma cielo!!!

Claudia. dijo...

Me encanta , la amo <3

Bluebird and Tatián dijo...

q bonita historia sibriana....

Jesús dijo...

Maravillosa historia. Es difícil amar sin sentir que el otro nos pertenece de alguna manera, y sin sentirnos de alguna manera atados al otro.

Por eso hay más amores que se mueren que amores eternos, porque aunque es importante entregarse, más importante aún es ser capaz de conservar la independencia...y saber concedérsela al otro.

L.P dijo...

Hermosa leyenda, Siberiana.
Es muy sabia y real. Qué triste es arrastrarse en aras del amor.

Besines

P.D.: te extraño, vuelve ya!!!

OZNA-OZNA dijo...

bellisima leyenda relatas, un besin de esta asturiana que se queda de tu seguidora por tu angel al escribir.