jueves, 5 de febrero de 2009


Para que haya una Cara A, tiene que haber una B.
La alternancia es la madre de toda vida, belleza y señal.
Una verdad repetida mecánicamente se vuelve una mentira.
Un faro guía también cuando no ilumina.
No hay un átomo que no sea itinerante.
No hay una molécula eternamente constituida.
No hay vida sin cambio.
No hay vida sin vuelta
ni vuelta sin ida.
Y dos cosas iguales no hay,
sólo parecidas.

4 comentarios:

Bellota dijo...

La foto es preciosa. Es bueno a veces ver las cosas en blanco y negro.

Paula dijo...

"Dos cosas iguales no hay,
sólo parecidas".

Hermoso texto,
un saludo.

;)

Versus Die dijo...

tienes un blog maravillosos y lleno de cosas sorprendentes! enhorabuena :-) a partir de ahora pasaré a visitarte con frecuencia

Leticia dijo...

Y a veces solo parece que se parecen..un beso!